Calaveras de azúcar

En México desmoronamos a la muerte con dulzura y nostalgia. La comemos a mordidas pequeñas, mientras la sostenemos en las manos como un trofeo que nos sonríe. Ella, tan colorida se viste de esta para nosotros, nos seduce con sus ojos fijos llenos de brillo y determinación. Hablamos de las calaveritas, una artesanía derivada de la caña de azúcar que llegó del Medio Oriente a través de los españoles en la época de la Conquista, una receta que con el tiempo se fusionó con la cosmovisión indígena y los tzoales, ofrendas para adorar a Huehuetéotl a base de amaranto.

Ingredientes:

  • 2 tazas de azúcar glass
  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharada de miel de maíz clara1/2 cucharadita de vainilla
  • 1/3 de taza de maicena
  • Colorantes vegetales
  • 1 pincel fino
Pasos a seguir para hacer esta receta:

Cierne el azúcar glass. Incorpora la clara, la miel y la vainilla en un recipiente limpio y sin grasa. Añade el azúcar glass con una cuchara de madera.

Amasa la mezcla con la punta de los dedos hasta que forme una bola. Espolvorea con maicena una tabla o cualquier superficie plana. Pon en la tabla la mezcla hasta que la dejes lisa y manejable.

Deja la masa en una bolsa de plástico muy bien cerrada, hasta que la quieras utilizar.

Usa bastante maicena cuando hagas las tradicionales calaveras o las otras figuras. Pinta las figuras cuando estén secas. Usa los colores que quieras.