Caldo Tlalpeño

Una teoría traza el origen del caldo tlalpeño a Tlalpan, en el sur de la Ciudad de México. A principios del siglo XX, el transporte más moderno y usado eran los tranvías de la Ciudad de México, y en la estación de Tlalpan, los puestos de comida servían caldo de pollo a los usuarios del tren.3​ Una de las vendedoras de la calzada de Tlalpan, conocida como Doña Pachita,4​5​ quiso agregarle chipotle, aguacate y queso,6​ lo que la hizo destacar entre las otras y rápidamente se volvió muy popular, extendiendo la receta bajo el nombre de «caldo de Tlalpan» o «caldo tlalpeño».

Ingredientes:

  • 10 tazas agua
  • 2 pechugas de pollo
  • 1 trozo de cebolla opcional
  • 1 diente de ajo opcional
  • 2 to mates rojos grandes o 4 chicos licuados
  • 2 zanahorias en cuadritos
  • 2 calabacitas en cuadritos
  • 1 taza garbanzos cocidos
  • Chile chipotle adobado al gusto
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • Queso al gusto manchego, chihuahua, asadero o tu favorito
  • Aguacate para servir
  • Limón para servir
Pasos a seguir para hacer esta receta:
  • Llena una cacerola con 10 tazas de agua.
  • Agrega las pechugas de pollo, el trozo de cebolla y ajo. Deja cocinar a fuego medio por 20 a 30 minutos o hasta que estén bien cocidas. Retira la espuma que se va formando.
  • Retira del agua (ahora caldo de pollo) la cebolla, ajo y el pollo para desmenuzarlo o desmechar,
  • Licúa los tomates con 1 taza de agua, sal y pimienta al gusto. Cocina por unos minutos hasta que cambie a un color rojo oscuro. Puedes agregar directo a la olla con el agua o bien asar los tomates antes de licuarlos para saltarte este paso. Asarlos o cocinar la salsa le da un sabor más intenso.
  • Agrega al caldo junto con la zanahoria y deja cocinar a fuego medio alto durante 10 a 15 minutos.
  • Agrega los garbanzos cocidos, el pollo deshebrado, la calabacita, sal – pimienta y cocina 5 minutos más.
  • Sirve con el chile chipotle, queso, aguacate, limón y tortillas al gusto.