Jericallas

Uno de los dulces más delicados y tradicionales de México. Para que quede más perfumado, puedes hervir la leche con la canela, un pedazo de cáscara de naranja y uno de cáscara de limón.
La Marquesa Calderón de la Barca dejó testimonio de que en 1840 en un convento de monjas había “una mesa muy bien dispuesta y bien iluminada, donde resaltaban los postres: pasteles, flanes, cremas, chocolate, helados y otros manjares profanos, adornadísimos con banderitas y recortes de papel dorado…” Seguramente estaban ahí las jericallas.

Ingredientes:
  • 3 tazas de leche (720 ml)
  • 1 raja de 10 cm de canela (5 g)
  • 1 cucharada de extracto de vainilla (15 ml)
  • 6 yemas (120 g) ¾ de taza de azúcar (150 g)
  • 3 cucharadas de fécula de maíz.
Pasos a seguir para hacer esta receta:
Hervir la leche con la canela, agregar el extracto de vainilla. Batir ligeramente las yemas con el azúcar, combinar con la leche y la fécula de maíz y colar.
Vaciar la mezcla en los refractarios. Poner agua hirviendo en el recipiente hasta cubrir la mitad de los refractarios. Hornear a baño María a 160 ºC durante 30 minutos o hasta que estén cocidas las jericallas.
Para dorar la superficie, ponerlas bajo el asador del horno.